Canales
Trabajo
Economía
Buscador
Profesiones
Amor
Pensamientos
Chistes
Foros
Visita México
Coleccionismo
Musica
Top10
Lencería
Futbol
Consejos
BlogExperto
Salud
Computación
Peques
Revista
Cocina
Bar
Correo
Traductores





 


 

Hernán Cortés

Nació en 1485, en Medellín, Extremadura, España; hijo de Martín Cortés Monroy y Catalina Pizarro Altamirano. Murió en Castilleja de la Cuesta, cerca de Sevilla, España, el 2 de septiembre de 1547. Sus padres eran hidalgos, pero pobres, de niño fue enfermizo. En 1499, a los 14 años fue a estudiar latinidad y leyes a la Universidad de Salamanca, donde permaneció solamente dos años, entre otros, adquirió conocimientos básicos de latín y griego. Regresó a Medellín y decidió seguir la carrera de las armas. Se alistó para ir a la Española (hoy Santo Domingo), en una flota en que iba Nicolás de Ovando, nombrado gobernador de esa isla. Un golpe durante una aventura amorosa se lo impidió. En 1502 trató de embarcarse hacia Italia en una expedición militar, pero no pudo hacerlo por haber sido herido permaneciendo dos años en Valencia hasta agotar sus recursos y regresar a Medellín.

En 1504, a sus 19 años, en Sanlúcar de Barrameda se embarcó hacia las Indias occidentales, en una nave fletada por Alonso Quintero con rumbo a la Española, donde se dedicó a ganar dinero y estar envuelto en continuas aventuras galantes, hasta que junto a Diego Velázquez se distinguió en la pacificación de la isla, lo que le valió, junto con sus conocimientos de latín, que Ovando le diera la escribanía de la villa de Azúa y algunos indios de Dalguao. En 1511 partió, como uno de los asistentes de Diego Velázquez, a la conquista de Cuba, donde vivió durante algunos años. Preso, por desavenencias con Velázquez, en la fortaleza de la ciudad de puerto Carenas (La Habana), logra fugarse; es vuelto a detener y ser confinado en una nave, de donde vuelve a fugarse y es vuelto a ser aprehendido. Puesto en libertad por la intervención de amistades, se congracia con Velázquez y se casa con Catalina Xuárez (Juárez), natural de Granada. Velázquez lo envía a Santiago como alcalde ordinario y le da indios en encomienda.

Velázquez inquieto al no tener noticias de la expedición de Grijalva, que sarpó el 23 de abril de 1517, ni del barco de Cristobal de Olid enviado a buscar a Grijalva, nombra capitán de una nueva expedición a Cortés, dándole instrucciones el 23 de octubre de 1518 de solamente explorar la costa, rescatar oro y mercaderías. De inmediato Cortés se puso en acción y comprometió en ello toda su hacienda, levantó la bandera para la recluta, se dirigió a Macaca, donde se avitualló, siguió a Trinidad y reclutó más elementos para la aventura. Entretanto hubo quienes intrigaron contra Cortés. Velázquez envió cartas a su cuñado, Francisco Verdugo, gobernador de Trinidad, ordenando que se impidiese a Cortés hacerse a la mar porque lo había destituido. Verdugo no hizo nada. Cortés apresuró su salida y envío cartas al gobernador protestando su lealtad. Velázquez mandó prender a Cortés, quién El 18 de febrero de 1519 salió de cabo San Antón con 11 embarcaciones, 11 capitanes, 550 individuos de tropa, y marinería, haciendo un total de 673 españoles, 200 indios, indias y negros para la carga y el servicio más 16 cabalgaduras y 14 cañones. Los infantes iban armados con espada, arma blanca y rodela; la caballería la formaban los once capitanes más otros cinco jinetes, con armadura y casco de hierro, cuchillo, espada y rodela. La artillería se componía de diez bombardas y cuatro falconetes o culebrinas.

El 21 de febrero tocó la isla de Cozumel, se enteró de dos sobrevivientes del naufragio en banco de Víboras de una expedición española de 1511, uno de ellos Gonzalo Guerrero quiso quedarse en Yucatán, estaba casado con la hija de un cacique, el otro, Jerónimo de Aguilar, natural de Écija, ordenado al evangelio se unió a la expedición. El 22 de marzo llegó al rio Tabzcoob (hoy Grijalva), donde ganaron su primer encuentro contra los naturales. Recibió entre otros obsequios a 20 esclavas entre las cuales se encontraba Malintzin (la Malinche y más tarde doña Marina).

El 21 de abril de 1519 la escuadra ancló en Ulúa (San Juan de), donde recibió Cortés la primera embajada de Moctezuma con ricos regalos y la petición de que no continuara al interior del país. A los tres días llegó una segunda embajada, a principios de mayo una más. Mientras, Cortés supo de muchos pueblos que querían sacudirse el yugo de los Aztecas. Sabiendo que no tenía autoridad para poblamientos decidió fundar una ciudad para que su ayuntamiento le otorgase los poderes que justificaran sus acciones ante la corona de España. El 9 de julio fundó la Villa Rica de la Vera Cruz, en el lugar mismo de su campamento, dando a sus capitanes los nombramientos civiles y militares para que el ayuntamiento se formalizara y el 10 de julio. el Cabildo, así formado, habiendo recibido de Cortés los poderes, a él otorgados en Cuba, los dejara inexistentes y lo nombrara Capitán General y Justicia Mayor en las tierras conquistadas y por conquistar, en representación del rey.

Dejando una guarnición en Veracruz se dirigió a Quiahuiztla, fue invitado a Cempoalla (Cempoala) donde el cacique recibió a los calpixque (recaudadores mexicas del tributo). Cortés aconsejó al cacique prenderlos y a sus espaldas les propició la fuga, mostrándose benefactor de ambas partes. Nuevos regalos de Moctezuma e insistencia de tributos, a lo que Cortés les dijo que los totonaca ya sólo tributaban al rey de España, derribó ídolos, levantó altares, y fray Bartolomé Olmedo ofició misa, y bautizó a ocho hijas de caciques. Escogió una nueva ubicación de la Villa Rica, se trazaron iglesia, fortaleza, ayuntamiento atarazanas, plaza y solares. Llegó un barco de Cuba con soldados y caballos con la noticia de que Velázquez había sido nombrado adelantado, con lo que Cortés escribió al rey de España rogándole autorizara lo hecho. Nombró procuradores a Alonso Hernández Portocarrero y a Francisco de Montejo para llevar al rey su carta y todo el tesoro acumulado. Hubo descontento, algunos quisieron volver a Cuba, Cortés los castigó y hundió las naves para impedir fugas.

El 16 de agosto de 1519 con cuatrocientos peones, 16 caballos. 6 piezas de artillería y 1,300 totonacas Cortés salió de Cempoala a México, planeando una escala en Tlaxcala en busca de una alianza, para lo cual envió una embajada. Tlaxcala estaba gobernada por un consejo de cuatro señores, uno de los cuales Xicoténcatl el viejo se oponía a franquear el paso a Cortés, su hijo Xicoténcatl el joven enfrentó a los españoles hasta que Maxixcatzin impuso su criterio y permitieron el paso a Cortés el 18 de septiembre de 1519. Obtuvo la alianza de los tlaxcaltecas y un numeroso ejército de apoyo. El 12 de octubre salió a Cholula con seis mil tlaxcaltecas. Fueron recibidos con aparentes muestras de amistad, pero fue advertido que era un engaño y los atacó por sorpresa. La matanza de 5.000 cholultecas obligó a los sacerdotes a pedir piedad a Cortés, sometiéndose a sus designios. El 1 de noviembre se puso en marcha hacia México, el día 3 llegó a Amecamecan, cruzando los volcanes, el día 7 se presentó en Itztapalapan, donde Cuitláhuac lo recibió. El día 8 de noviembre Cortés era recibido por Moctezuma en el templo de Toci sobre la calzada de Itztapalapan. Se le otorgó alojamiento en el palacio de Axayácatl, donde lo visitó Moctezuma. Se le permitió dentro del palacio levantar un altar, pero hubo fricciones por motivos religiosos. Cortés se valió de la muerte de Escalante, alguacil de la Villa Rica, para culpar y apresar a Moctezuma y varios nobles en su cuartel.

La llegada de una expedición punitiva al mando de Pánfilo de Narváez obligó a Cortés a salir a combatirla dejando al mando a Pedro de Alvarado. Cortés sorprendió a Narváez en Cempoalla, derrotándolo y mandándolo a Veracruz cargado de cadenas, los vencidos se unieron a Cortés. Mientras, en Tenochtitlan, Alvarado atacó arteramente y masacró a la nobleza azteca reunida en un teocalli para la celebración del 20 de mayo. La población se levantó sitiando a los españoles en su cuartel. Cortés regresó el 24 de junio. El 27 hizo que Moctezuma hablara a su pueblo para pacificarlos, pero una certera pedrada de Cuauhtémoc lo derribó, Moctezuma murió a consecuencia de ello, otras versiones afirman que fue muerto por ordenes de Cortés. La situación española se tornó insostenible y la noche del 30 de junio evacuaron la plaza, huyendo por la calzada de Tlacopan, que los aztecas habían cortado. Al notar la fuga atacaron a los españoles causándoles una terrible derrota. Se dice que en Popotla a la fronda de un ahuehuete lloró Cortés su descalabro. Siguieron los españoles rumbo a Tlaxala. El 7 de julio en Otompan (Otumba) se dio una terrible batalla que permitió a Cortés seguir su fuga al ser muerto el jefe mexica. Entró a tierras tlaxcaltecas el 8 de julio. A principios de agosto de 1520 con ayuda Tlaxcalteca se iniciaron los trabajos para poner sitio a México. El 4 de septiembre en Tepeyac fundó una villa que llamó Segura de la Frontera para cortar los caminos. El 28 de diciembre con 600 españoles y 80,000 aliados salió de Tlaxcala y el 31 entró en Texcoco. El 21 de abril de 1521 se botaron los 13 bergantines para cerrar más el cerco contra Tecnochtitlan. Después de una lucha desigual, Cuauhtémoc trató de fugarse, pero fue hecho prisionero el 13 de agosto de 1521. Cesó la lucha, los españoles ocuparon una ciudad desolada.

Se limpió la ciudad y se hizo, sobre lo azteca, una traza europea, se repartieron tierras, riquezas y hombres, enviando su quinto al rey de España, se enviaron nuevas expediciones de conquista y se buscó un paso entre el Atlántico y el Mar del Sur, se enviaron dos expediciones a Tehuantepec, otras a Michoacan, Huazyacac o Hoaxaca y Colima. Se atormenta Inútilmente a Cuauhtémoc y a otro señor en busca de oro. En 1522 llega de Cuba Catalina Xuarez, esposa de Cortés quien muere a los pocos días, se dice envenenada por Cortés. El 25 de julio de 1523 llegó de Jamaica Francisco de Garay, al frente de una expedición para conquistar el Pánuco, Cortés se le había anticipado y Garay decidió aceptar la invitación de Cortés de pasar a la ciudad de México, donde fue muy bien recibido, más la noche de Navidad enfermó y a los cuatro días murió. Por sugerencia de Garay , Cortés había liberado a Pánfilo de Narváez, que regresó a Cuba.

Por cédula real del 15 de octubre de 1522, Carlos I, rey de España, nombró a Cortés gobernador y capitán general de la Nueva España, gobernó a México hasta el 11 de octubre de 1524. El 11 de enero de ese año envió a Cristobal de Olid a las Hibueras (Honduras), al conocer su rebeldía Cortés salió a combatirlo. El 28 de febrero de 1525 en Isancanac, sospechando una rebelión, Cortés hizo ahorcar a Cuauhtémoc y a otros señores. La expedición fue un desastre. El 25 de abril de 1526 embarcó en Trujillo, una tormenta lo llevó a La Habana, donde estuvo cinco días. Siendo recibido con regocijo en Veracruz, y en México. El 2 de julio de 1526, llegó Luis Ponce de León para formarle un juicio de residencia. El día 4 se pregonó públicamente la residencia, el 20 falleció el licenciado Ponce de León. El Consejo de Indias y el rey ordenaron a Cortés ir a España para consultarle sobre los negocios de la Nueva España. En su ausencia se dio la presidencia de la Real Audiencia a Nuño de Guzmán, enemigo de Cortés, las demandas y querellas contra éste no se hicieron esperar. Las acusaciones contra la primera Audiencia en la corte resultaron en el nombramiento de otra Audiencia y a que se constituyese el virreinato de la Nueva España con don Antonio de Mendoza como primer virrey.

En España Cortés fue recibido por Carlos V en Toledo, lo acompañó a Barcelona sin conseguir que se le diese el gobierno de la Nueva España, pero se le nombró capitán general de la Nueva España y de la costa del Mar del Sur, le hizo merced de 23,000 vasallos y marqués del Valle. Casó con doña Juana Zúñiga, hija del conde de Aguilar. Embarcó en Sanlúcar de Barrameda, con escala en Santo Domingo llegó a Veracruz el 15 de julio de 1530. Se le prohibió acercarse a menos de 10 leguas de la ciudad de México. Entre conflictos legales, siempre encontró la forma de continuar sus expediciones. En 1535 fue a California y navegó el Golfo de California o Mar de Cortés. Francisco Pizarro, conquistador de Perú, por carta, le pidió ayuda, Cortés le envió dos navíos con hombres, bastimentos y pertrechos de guerra. Sintiendo que el virrey no respetaba su autoridad de capitán general, decidió, acompañado de su hijo, el pequeño Martín de 8 años, volver a España en 1540 para hacer valer sus derechos. El recibimiento fue frío, acompañó al emperador a la conquista de Argel, pero no se le dio participación alguna.. Decidió volver a la Nueva España y rumbo a Sevilla, en Castilleja de la Cuesta enfermó y murió el 2 de diciembre de 1547, a los 72 años. Además de sus hazañas militares, aciertos administrativos y políticos es digno de recordar las cinco cartas de relación a Carlos V, fechadas: 10 de julio de 1520 (dirigida también a doña Juana), 30 de octubre de 1520, 15 de mayo de 1522, 15 de octubre de 1524, y 3 de septiembre de 1526.

Cristobal Colón | Maximiliano de Habsburgo

Otros personajes en la Historia de México

Envia esta página a un amigo

 

Canales
Trabajo
Economía
Buscador
Profesiones
Amor
Pensamientos
Chistes
Foros
Visita México
Coleccionismo
Mascotas
Top10
Lencería
Futbol
Consejos
Blog Experto
Salud
Computación
Peques
Revista
Cocina
Bar
Pronósticos
Traductores

Política de Privacidad    Patrocinadores    Sitio desarrollado por CAD SA de CV    Anúnciate aquí    Sitio hospedado en...